Casa Levene

Casa Levene Otrura Inspiraciones

Hemos bautizado la campaña de comunicación de SS19, #INDIVIDUALINDEPENDENCE. Este trabajo, donde mostramos las primeras imágenes de nuestra primera pequeña coleccion de costura, tanto de hombre como de mujer, nos sirve para cerrar el circulo del año del #COURAGE. Comenzamos nuestro viaje con una reivindicación sobre el coraje personal, individual de ser quienes somos. El acto de ser consciente de uno mismo y el viaje interior que debemos de realizar para conocernos.

En el camino, tuvimos la suerte de contar con dos grandes amigos y embajadores de nuestra casa. Fernando Andina y Maite Sebastiá. Gracias a ellos, pudimos adentrarnos en la personalidad de dos personas profundas, complejas, que respondieron igual que nuestros primeros protagonistas. En nuestra campaña FW18.19. De unas preguntas que hacen que nos reflexionemos.

Finalmente, escogimos la Casa Levene, como marco incomparable para colocar a nuestros dos embajadores compartiendo espacio con sus personalidades. Queríamos ilustrar la necesidad de compartir nuestra individualidad y cómo se relacionan las unas con las otras. Como somos seres sociables, y como debemos preservar nuestra independencia personal y crear una tercera evolución que surja en la unión de varias personalidades. La individualidad como respeto por uno mismo, no como seres aislados. Como el instrumento de creación de nuevas uniones.

La Casa Levene, fue construida por el arquitecto Eduardo Arroyo y el estudio NO.MAD. Una construcción muy compleja y creada para la individualidad de una familia. El promotor, también arquitecto y fundador de la revista El Croquis, Richard Levene. La construcción de esta vivienda unifamiliar se ha supeditado a la pre-existencia del bosque en el que se emplaza. Igual que nos relacionamos entre nosotros con la pre-existencia de nuestras individualidades. Para ello aprovecharón al máximo las cualidades que ofrece la naturaleza. Se comenzó por elaborar la traza volumétrica del edificio adaptándose al arbolado existente, dejando que sea la naturaleza la que elija la manera de ser vivida. es la creación del espacio desde el vacío del morador originario.

Una de las reflexiones que Eduardo Arroyo realizo para el diario El Mundo, nos cautivo. En ella declaraba la necesidad de concebir esta vivienda respetando al máximo la naturaleza existente evitando hablar de sostenibilidad, energías alternativas o ecología como barniz de contemporaneidad y corrección política. Este concepto de la sostenibilidad, enlaza perfectamente con la base de OTRURA. Dónde vivimos la sostenibilidad, no ya solo como un respeto con los materiales que utilizamos, si no como una manera de respeto para las personas, su cultura y su entorno. Un respeto por el tiempo, los Oficios y las Personas. La sostenibilidad es un concepto que sobrepasa la idea de residuos o trazabilidad de operaciones o productos.

Tal y como podemos leer en la entrevista publicada a Eduardo Arroyo en el diario El Mundo:

«Nos presenta la casa como el anti-bosque: una construcción que culebrea entre los huecos que dejan los árboles y rellena el aire que dejan en medio». Arroyo se esmera en explicarnos que uno de los esfuerzos bonitos de la arquitectura es no ser “estructuralmente pornográfico”, es decir, no mostrar todo lo que se hace.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *